BADAJOZ / 1ª Feria de San Juan

Es tiempo de rebajas

0
1000

En plena semana fantástica de El Corte Inglés es normal que los rejoneadores saliesen en volandas de la Plaza a hombros de capitalistas. Comienza la feria y el marcador de orejas ya está que echa humo.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de la ganadería de Fermín Bohórquez, reglamentariamente despuntados. De correcta presentados aunque exentos de raza, a excepción del sexto que tuvo más transmisión. El cuarto y el quinto, mansos. Segundo y tercero faltos de raza. Primero, soso.
REJONEADORES: -Fermín Bohórquez, silencio y pitos.
-Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y dos orejas.
-Diego Ventura, silencio y dos orejas.

 

Pablo Hermoso de Mendoza con las dos orejas del quinto. (FOTO:   Gallardo)

 GALERÍA GRÁFICA
AL QUITE
Así, no
OTRAS IMÁGENES


Antonio J. Pérez.-

Primer festejo de las feria de San Juan, y comienzan las rebajas de los premios. Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura han salido a hombros del coso de Pardaleras, cortando tres y dos orejas respectivamente, donde Fermín Bohórquez no pudo entrar en la lucha.

Encierro de hierro de Fermín Bohórquez, el peor de los últimos cinco años, según comentario del propio ganadero.

En la primera parte del festejo sólo destacó la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza, cortando una oreja,  sobresaliendo Chenel en banderillas y toreando a una y a dos pistas de forma espectacular, haciendo despertar al público asistente. Rejonazo trasero, dos descabellos y oreja. La labor de los otros dos componentes de la terna a caballo fue silenciada.

En la segunda parte del festejo empezó el duelo particular de Pablo Hermoso y Diego Ventura. El navarro sacó al ruedo a Curro de salida para ponerle dos rejones de castigo, Silveti en banderillas haciendo un toreo puro y fino, templando mucho al toro. Con Machado puso banderillas largas en los medios, al quiebro, de una belleza inmensa; el toro se encerró en tablas donde hizo una gran labor poniendo las banderillas cortas y un rejonazo certero cayendo en la puerta de cuadrillas. Dos orejas y delirio en el tendido.

Pablo Hermoso templando la embestida del de Bohórquez. (FOTO: Gallardo)

Turno para Ventura, que ha salido a por todas para no quedarse atrás en la lucha. Girasol con  quiebros en los medios templó al último de la tarde antes de ponerle en todo lo alto el rejón de castigo. Toreando a dos pistas con Nazarí puso las banderillas largas, dando un gran espectáculo. Welintong salió sustituyendo a Distinto que sufrió una cornada en el primer toro y también sufrió un percance al realizar un quiebro muy ajustado.

Diego Ventura dio la réplica en el sexto. (FOTO: Gallardo)

  Para continuar con el espectáculo Morante puso al publico en pie con su ya habitual mordisco a su enemigo, y para terminar la faena con Califa puso las banderillas cortas y el rejonazo en todo lo alto reventando al toro. Dos orejas y puerta grande también para él.

Poco pudo hacer Bohórquez con su lote destacar la gran cuadra que posee, caballos como Bohemio, Melero, Guadapango, que en esta ocasión se fueron de vacío, el torero abandonó el ruedo con leves palmas y pitos.

En conclusión muchos toreros para pocos toros, donde ha empezado las rebajas de los premios.

 

 


AL QUITE

ASÍ, NO

Antonio Girol.-

A Pablo Hermoso de Mendoza, además de agradecerle que pusiese el rejoneo en primera línea mediática, a sus compañeros y a él mismo en dinero – cosa habitual en las figuras de época-  hay también que apuntarle en su haber que, hoy día, el público vaya a la plaza a medir con la vara la doma de los rejoneadores. Es curioso cómo se pita cuando el toro toca a los caballos con desaire similar a los desarmes en la lidia a pie, o cómo se jalea desde el tendido un par ajustado.

Es por tanto una pena que para llegar a ese nivel tan alto alcanzado por el estellés y sus compañeros de monturas, haya habido que ‘descafeinar’ aún más a un animal como el toro bravo, bastante descafeinado ya con el despuntado de sus pitones.

Porque temporada a temporada estamos viendo que el toro de rejones cada vez tiene menos brío, menos acometividad y menos celo. Y mucho me temo que la culpa hay que buscarla en el laboratorio del campo. Con el toro codicioso, con pies, bravo en suma, es más difícil hacer lo que hoy se hace desde el caballo. Esos ‘pases’ de costado, el rejoneo a dos pistas, los quiebros inverosímiles en las mismas astas…

El gran problema viene cuando de tanto ‘dulcificar’ las embestidas se está llegando a un toro-tonto que resta emoción a lo que se ve en la plaza, que aburre al espectador y por ende al rejoneador.  De seguir por ese derrotero, las corridas de rejones tienen un rejonazo en todo lo alto, por mucho bombo que se le quiera dar a la dupla Mendoza vs Ventura.

Por tanto, si los principales protagonistas de este espectáculo, los rejoneadores, no quieren terminar con la gallina de los huevos de oro más les vale que exijan toros apropiados a la emoción que debe ser una corrida de rejones. A la vez que de esa forma conseguirán que aún brille más la doma de sus monturas y su toreo desde la grupa.

Ya que con el toro que hoy ha saltado a la arena de la plaza de Badajoz, en su corrida inaugural, es imposible que el público vibre y se emocione y que los rejoneadores disfruten. En ellos está la solución. Ahora sólo falta que quieran. 


GALERÍA GRÁFICA DE GALLARDO

Reminiscencia de los jinetes del apoteosis. (FOTO: Gallardo)

Fermín a lomos de rubia, una yegua guapa. (FOTO: Gallardo)

Bohórquez cita a su primer toro en banderillas. (FOTO: Gallardo)

El jinete jerezano no tuvo toros que le valiesen. (FOTOS: Gallardo)

Yendo de frente a lomos de 'Brasileño'. (FOTO: Gallardo)

Una de las pocas embestidas que regaló el cuarto. (FOTO: Gallardo)

La espectacularidad de 'Bohemio' en la levantada. (FOTO: Gallardo)

Pablo Hermoso clavando un rejón con 'Dalí' (FOTO: Gallardo) Banderilleando al estribo. (FOTO: Gallardo)
Dejándose ver, caballo y caballero. (FOTO: Gallardo)

Cortas a dos manos. Manolito Manzanares no pierde detalle. (FOTO: Gallardo)

Diego Ventura parando de salida a su primero. (FOTOS: Gallardo)

Encelando la embestida para dejar al toro en suerte. (FOTO: Gallardo)

El caballo cara a cara con el toro. (FOTO: Gallardo)

Adornándose con el cordobés. (FOTO: Gallardo)

Fin de fiesta: el número de los mordiscos. (FOTO: Gallardo)

 

Diego también puntuó en la tarde pacense. (FOTO: Gallardo)


OTRAS IMÁGENES

Los niños de la Escuela no se pierden ni la de rejones. (FOTO: Gallardo)

Fernando Valbuena, pregonero 2010, al pie del cañón de la fiesta. (FOTO: Gallardo) Al sol es difícil trabajar. (FOTOS: Gallardo)

Los buenos aficionados saben cuándo hay que pedir la oreja. (FOTO: Gallardo)

Juan Barco y señora haciendo gala de su afición. (FOTO: Gallardo)

¡Que Dios reparta suerte! (FOTO: Gallardo)

¡De amarillo y en los toros! Ya son ganas de... (FOTO: Gallardo)

Pablo Ramos, rejoneador segedano siguiendo el festejo. (FOTO: Gallardo)

La familia González Palacino demostrando su afición. (FOTO: Gallardo)