PABLO RAMOS - Rejoneador

Con paso firme y decidido

0
935
Pablo Ramos, rejoneador segedano.
Pablo Ramos, rejoneador segedano.

La temporada del rejoneador segedano Pablo Ramos ha discurrido entre los triunfos y la inoportuna lesión de hombro que le impidió sumar festejos en el mes más taurino del año. Aquí repasamos sus números y actuaciones

Antonio Girol.-

La temporada de 2010 no se ha prestado a ser la mejor para aquellos que empiezan en el difícil arte de lidiar reses, bien a  pie o a caballo, por la consabida reducción de festejos. Es el caso del rejoneador segedano Pablo Ramos, que a pesar de su buen hacer en la plaza, su afición y su tauromaquia, cerró la temporada con  sólo seis ajustes, que  debieron ser nueve, de no haber sufrido una inoportuna lesión en el hombro derecho, que le hizo perder las novilladas que tenía firmadas para los días 15, 22 y 29 de agosto.

Repasemos a continuación las plazas en que actuó y los números que cosechó en esos festejos.

Abrió fechas en Fortios, Portugal, la tarde del 29 de mayo, y dio una apoteósica vuelta al ruedo al finalizar su actuación. No volvió a lucir el sombrero de ala ancha hasta julio, ya decíamos al principio lo difícil que ha sido esta temporada sobre todo para los que empiezan. Ese segundo paseíllo lo efectuó también en Portugal, en concreto, en Alagoa, el 25 de julio, y dio sendas vueltas al ruedo tras rejonear a las dos reses que le tocaron en suerte. No hay que olvidar que las vueltas al ruedo en el país vecino equivalen a orejas, ya que allí no se mata a los toros en el ruedo. Pablo Ramos durante una actuación.

Su primera actuación en España aconteció el 14 de agosto en El Robledo, Ciudad Real,  donde cortó una oreja y sufrió esa lesión en el hombro, de la que nos hacíamos eco unas cuantas líneas más arriba. Este contratiempo hizo que la novillada que no pudiese actuar al día siguiente. Sí actuó el 21 en Atienza (Guadalajara), donde obtuvo dos apéndices y se resintió de la lesión. Lo cual le imposibilitó poder tomar parte del espectáculo que tenía ajustado para el día siguiente.

Contraviniendo la opinión médica que le prescribía reposo, decidió tomar parte en el festejo que en la población pacense de La Coronada se había dispuesto para el día 24, tras dar una vuelta al ruedo, volvió a resentirse y ello le obligó a no poder tomar parte en el paseíllo que tenía firmado para el 29 de ese mismo mes.

Una vez repuesto de su dolencia, volvería a los ruedos la tarde del 18 de septiembre en Torre de Santa María (Cáceres), donde esta vez el percance sobrevino a modo de grave cornada a su caballo Guitarra, y dio una vuelta al ruedo tras despachar a su antagonista, en la que sería la última actuación de esta temporada de 2010.

PABLO RAMOS EN ACCIÓN. (Fotos cedidas por el rejoneador)

Pablo entrenando con una vaca que acude a los pechos de su cabalgadura. Templando la embestida de la vaca en el entrenamiento. Aquí ya ante el toro, parándolo para clavar el primer rejón de castigo.
Clavando al estribo, como mandan los cánones del rejoneo. Y las orejas como muestra inequívoca del triunfo.