Tentando con la Escuela en casa de Ferrera

Un gran gesto

0
1172
Antes de iniciarse la tienta, posando con el maestro Ferrera. (FOTO: Gallardo)
Antes de iniciarse la tienta, posando con el maestro Ferrera. (FOTO: Gallardo)

El gesto de invitar a su casa a once chicos de la Escuela, para que disfrutasen con las embestidasd de seda de sus vacas, engrandece aún más la figura de un torero que es referente de una Escuela en la que inició sus primeros pasos.

Antonio Girol.-

El refranero español, siempre tan recurrente, a la par que denostado, habla de que es de bien nacido el ser agradecido. Y algo de ello hay en la siguiente historia. Antonio Ferrera hizo sus primeros garabatos taurinos en aquella Escuela, que surgiese en el seno del Club Taurino Extremeño, allá por 1986, y que más tarde al albur del Patronato de Tauromaquia se ha convertido en un auténtico vivero de promesas  toreras. Aunque luego, dada su precocidad y su prodigiosa carrera, volara en solitario, jamás ha borrado de su memoria aquellos pasos iniciáticos. Por eso, es habitual que cada temporada reserve unas eralas para que la Escuela venga a tentar a su casa. Y de paso pulsar cómo está la cantera de toreros y darles ánimos para seguir en esta dificíl lucha.

Y así ocurrió el pasado viernes, cuando once jóvenes aspirantes a toreros fueron invitados a ‘Las Carboneras’ para tentar. Acudieron junto a Luis Reina que dirigió con maestría a los chavales. Indicándoles en cada momento a la vaca que tenía que salir y cómo debían instrumentar la lidia. Mientras Antonio Ferrera, orgulloso, les jaleaba con entusiasmo, insuflándoles aún más energías y ganas de las que ellos ya traían de casa.

La tienta resultó fructífera, tanto por el desarrollo artístico como por el juego de las tres eralas y la añoja, que fueron excepcionalmente bravas. Así la primera tuvo además nobleza. La segunda, motor y codicia. Y la tercera, mucho tranco. Así como la añoja una clase y una suavidad inmejorable para el toreo.

En definitiva, una tarde de viernes para el recuerdo, que demostró la gran humanidad de un torero, Antonio Ferrera, que no olvida sus comienzos.

LA TIENTA EN IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO.

José M. Garrido adornándose en el remate. Garrido llevándola muy toreada. Tomás Angulo toreando al natural.
Miguel Ángel Silva lanceando con estilo a la verónica. Tomás Campos iniciando la faena de muleta con sabor moranteño. Campos rompiéndose al natural.
Miguel Ángel Silva mayestático toreando en redondo. Javier Moreno muy seguro con la derecha. Moreno dando un pase cambiado por la espalda.
Alejandro Fermín conduciendo la embestida al natural. Fermín estuvo muy seguro por el lado izquierdo. Emilio Salamanca dando un pase de pecho rodilla en tierra.
Luisma Terrón toreando en redondo. Ajustada bernadina de Emilio Salamanca. Juan Carlos Carballo gustándose en el remate de capote.
Terrón pulseando la embestida de la vaca. Ginés Marín instrumentando el pase cambiado. Marín, gustándose en el remate con el de pecho.
Carballo muleteando a la añojita que salió en último lugar. José Antonio Díez, citando a la vaca con la muleta. Díez muleteando a la añoja.
El maestro Luis Reina reverdeció viejos laureles. Dionisio Grilo tiró el palo con maestría toda la tarde. Tomás Angulo estirándose con la diestra ante una sensacional vaca.