JEREZ DE LOS CABALLEROS - 2ª de Feria.

Orejas para todos

0
1351
¡A hombros! (FOTO: Gallardo)
¡A hombros! (FOTO: Gallardo)

El novillero Emilio Martín indulta a Gobernante.  La terna, cien por cien extremeña, abandona el coso jerezano a hombros. Se cortaron once orejas y un rabo en la novillada con picadores celebrada con motivo del Salón del Jamón Ibérico.

LA FICHA

TOROS: Se lidiaron ocho ejemplares, seis de Jandilla – Vegahermosa (1º, 5º, 6º y 7º con el hierro de Jandilla y 2º y 3º con el de Vegahermosa) y dos de Yerbabuena (4º y 8º) bien presentados y de distinta condición. El 1º fue aplaudido en el arrastre, el 2º premiado con la vuelta al ruedo y el 6º, de nombre ‘Gobernante’, indultado.

ESPADAS: – Curro Damián (grana y oro) oreja y oreja

Emilio Martín (blanco y oro), oreja y dos y rabo simbólicas del indultado.

Jaime Martínez (grosella y oro), dos orejas y oreja.
Rafael Cerro (purísima y oro), dos orejas y oreja

INCIDENCIAS: Algo menos de media plaza, en tarde primaveral. La Banda de Música fue sustituida por dos cantaores flamencos y un guitarrista. El 6º, de nombre Gobernante fue indultado.

CLICK PARA IR A LAS SIGUIENTES SECCIONES
GALERÍA GRÁFICA
GALERÍA de CUADRILLAS
OTRAS IMÁGENES

Martín García.-

Debe andar contento Borja Domecq. No es para menos. Apenas lleva lidiadas 24 reses de Jandilla y Vegahermosa y acumula ya dos indultos. El primero, el de ‘Ferretero’ en Don Benito. El segundo, el de ‘Gobernante’ ayer en Jerez de los Caballeros. Curiosamente los dos astados en plazas de tercera categoría…

Que el indulto se convierta en una costumbre es, cuanto menos, peligroso. La fiesta pierde seriedad y el nivel y exigencias de la plaza rozan la altura de la última capa del albero. Si a un toro que se raja se le indulta, ¿qué pedirán los espectadores de Jerez cuando un astado sí demuestre casta y bravura?

Para comprender este galimatías hay que situarse en la novillada con picadores que ayer celebró Jerez de los Caballeros con motivo del Salón del Jamón Ibérico. Faltaban aún unos minutos para las nueve de la noche cuando la puerta de toriles se abrió para dar paso a ‘Gobernante’, herrado con el número 51 de Jandilla. El sexto de la tarde. Le correspondía su lidia al novillero Emilio Martín, que lo recibió con verónicas cadenciosas. El novillo entró una vez al caballo y lo hizo sin emplearse en exceso. Nada más salir del equino, recibió una fuerte voltereta.

Emilio Martín ayer en Jerez de los Caballeros. (FOTO:Gallardo)

Hubo quien pensó que hasta ahí había llegado el astado, pues quedó algo aturdido, pero el novillero de Oliva de la Frontera supo lidiarlo inteligentemente para ir sometiéndole poco a poco. Tras brindar al público comenzó por estatuarios esa faena, que fue profunda, con pases muy lentos y dándole el tiempo preciso al novillo demostrando clase y temple.

Pases largos con empaque y torería. El animal repetía y embestía con buen son por ambos pitones, pero sin la bravura que se le supone a un toro de indulto. Una buena tanda por el izquierdo, antes de buscar el toreo de cercanías, ligando en redondo y con varios desplantes, estando ya el novillo con el culo pegado a las tablas. El ejemplar había sido relativamente bueno. Tampoco nada del otro jueves. Una vuelta al ruedo hubiese sido excesiva ya que el novillo protestaba y se rajó. Pero hubo quien quiso ir más allá.

La faena estaba llegando a su final cuando se escuchó una voz. Mucho más terrorífica que la de aquel que pide la dichosa música. La de aquel que grita “no lo mates”.  Pronto, casi todos los tendidos de sombra pedían la vida eterna para ‘Gobernante’. Resultaba curioso como, mientras el toro se rajaba con descaro, se daba la vuelta y enfilaba a tablas, el público clamaba por el indulto. En estas el novillero miró al palco pidiendo clemencia. Fernando Esperilla, presidente de la corrida, le hizo gestos para que matase. Un aviso hubiese sido lo lógico para apremiar al novillero con la faena. Pero no, el presidente sacó el pañuelo naranja. Otro semental que lleva billete de vuelta para Don Tello. Habrá que ir a final de temporada a la finca de Borja Domecq a ver cuántas vacas le van a echar. Dos orejas y rabo simbólicos paseó Emilio Martín.

Además de la faena del indulto, Emilio Martín había lidiado al segundo de la tarde, con el hierro de Vegahermosa. Instrumentó diez verónicas nada más salir del toril y pidió que se picara poco. Correcto y acertado en banderillas, Jesús Márquez saludó montera en mano. Brindó a su padre, que se encontraba en el tendido. Faena profunda, llevándolo largo. Se le vio mucha seguridad al de Oliva que terminó ligando en redondo, adornándose. Tras dos pinchazos, dejó una estocada trasera y algo caída. Dobló el toro, lo levantó el puntillero y se resistió a doblar nuevamente. Paseó una oreja.

Curro Damián.-

Curro Damián doblándose por bajo. (FOTO:Gallardo)

Antes del indulto se habían lidiado cinco novillos que habían tenido un denominador común: todos, excepto el de Yerbabuena, habían escarbado. Había abierto plaza un ejemplar justo de fuerzas que le correspondió a Curro Damián. Hay que tener en cuenta que los novilleros ayer anunciados apenas tienen oportunidades para torear, pese a lo cual demostraron capacidad y actitudes. Al almendralejense se le vio quizás un poco precipitado, pero estuvo correcto en sus dos actuaciones. A este primero lo recibió con verónicas para culminar con una revolera en el centro del ruedo.

 

Mal picado y en exceso, comenzó doblándose con el novillo en una faena que instrumentó con la mano derecha. Lo llevaba con suavidad. Mató de media trasera y fue premiado con una oreja.

El quinto, segundo para el novillero de Almendralejo, tenía mucha más presencia que el que había abierto plaza. Dio una voltereta de la que no se resintió. Casi no empujó bajo el peto del picador y recibió un picotazo. El quite, obra de Emilio Martín, fue por chicuelinas. Inició la faena lidiando la primera tanda con la rodilla genuflexa para ir enseñando a embestir al animal y llevarlo hasta el centro del ruedo. Fue noble el de Jandilla y se dejó hacer por ambos pitones. El poco oficio le jugó a Curro Damián una mala pasada pues se atascó con los aceros que le privaron de un premio mayor. Un pinchazo, media estocada. Tuvo que usar el verduguillo. En esas sonó un aviso. Aún así, paseó una oreja. Ya tenía la puerta grande abierta.

Jaime Martínez.-

A Jaime Martínez le correspondió el peor lote de la tarde. Sus dos ejemplares apenas se dejaron hacer. No llegaron a meterse en faena y, dejando la cara a media altura y embistiendo con brusquedad, su lidia se convirtió en peligrosa. A su primero lo recibió con una larga cambiada de rodillas para acompañarlo después con verónicas. Brindó a la ‘Asociación Cultural Taurina Jaime Martínez’ que se ubicaba en el tendido 6 e inició su lidia con una tanda de derechazos. Había que llevar con mimo a ese novillo, que se quedaba a media embestida hasta que en una de esas enganchó al novillero sin consecuencias. Le rompió la taleguilla y todo quedó en un susto.

Saludo capotero de Jaime Martínez. (FOTO:Gallardo)

Jaime Martínez se levantó sin mirarse y tomó nuevamente la muleta. Crecido tras el percance trató de bajarle la mano pero el novillo perdía las manos. Pudo sacarle dos tandas más antes de irse a por los aceros. Estocada y golpe de descabello. Dos orejas.

‘Calculador’ era el nombre del séptimo de la tarde y calculadoras eran sus embestidas. Quitó Rafael Cerro y replicó por chicuelinas Jaime Martínez. Brindó al cielo y al respetable y colocó la montera boca abajo. Ganas no le faltaron pero nuevamente se topó con un ejemplar que estaba por la labor de darle oportunidades de triunfo. Huía del engaño y se quedaba a media altura. Pudo hacerle algo de faena llevándolo muy tapado. Y nuevamente hubo sustos cuando se quedaba a media embestida. Estocada muy efectiva que fue premiada con una oreja.

Rafael Cerro.-

Completaba cartel Rafael Cerro que dejó buenas sensaciones entre los aficionados jerezanos. Lidió dos novillos de Yerbabuena. Verónicas de recibo para el primero, quite de Curro Damián y brindis para el respetable. Comenzó con tandas de derechazos rematadas con el de pecho. Cambió la mano pero no terminó de acoplarse el novillo por el pitón izquierdo, por donde embestía con brusquedad, y pronto volvió a tomar la muleta con la derecha. Faena de menos a más en la que volvió a demostrar el temple y el buen hacer que le llevaron a triunfar la pasada temporada sin los del castoreño. Mató de media estocada que resultó efectiva por lo que paseó las dos orejas.

 

Rafel cerro muletando en Jerez. (FOTO:Gallardo)

Con verónicas rematadas con serpentina recibió al que cerró plaza cuando se aproximaban las diez de la noche. No resultó fácil este novillo que se empleó mucho en el caballo, metiendo riñones.

Quitó por delantales. En el tercio de banderillas destacó José Luis Muñoz, que fue aplaudido por el respetable que comenzaba a notar el frío de la noche jerezana. Brindó a algunos miembros de su peña, que se habían desplazado más de 200 kilómetros para verle. El astado de la vacada de su apoderado pronto dio síntomas de mansedumbre y se negó a embestir, saliendo suelto de los engaños y sin ganas de acometer, provocando que la faena resultase una sucesión de pases inconexos. Pronto comenzó a buscar las tablas y allí se dejó hacer un poco más. Pudo sacarle un par de tandas, pero sin transmisión. Cobró una buena estocada y fue premiado con otra oreja.

Los cuatro novilleros salieron a hombros en una tarde que resultó entretenida en líneas generales, aunque se echó en falta la banda de música… Acertada la empresa Ruedo de Barros al dar una oportunidad a los novilleros con picadores de la región que esperemos tengan más por Extremadura a lo largo de la temporada


GALERÍA GRÁFICA de GALLARDO

Emilio Martín pensativo antes del paseíllo.

Curro Damián ajustándose el capote de paseo.

Jaime Martínez con la vista puesta en el triunfo.

Rafael Cerro a punto de echar a andar.

Damián ligando con la derecha. Muy asentado de planta en la lidia con la diestra.
Remate de tanda con el de pecho. Bajando la mano en los redondos. Doblándose con el novillo para enseñarle a embestir.
Feliz con la oreja concedida. Emilio Martín muy ajustado de riñones. Asentado en el albero para tirar del novillo.
Dejándose ver para instrumentar un molinete. Emilio Martín, al natural. Larga cambiada de Jaime Martínez.
Quitando por tafalleras. Muleta a media altura... ...para que el animal no se caiga.
Citando para empezar la tanda de naturales. Natural largo y cadencioso. Vuelta a la media alturita...
¡Desplante! Cerro iniciando la faena de muleta. Muletazo en toda su extensión.
Muy ajustado en el toreo al natural. A punto de iniciar el de pecho. Trincherilla para ir cerrando faena.
El premio doble. Curro Damián abriéndose de capote. Curro corriendo la mano al natural.
Bonito remate por bajo de Emilio Martín. Muletazo relajado de Emilio. Natural sentido al novillo del indulto.
Dos y rabo simbólicos para premiar el indulto.

GALERÍA DE CUADRILLAS. FOTOS: GALLARDO.

Joao tirando el palo mientras el novillo se arranca. Roberto Gallardo levantando los brazos para clavar. José Antonio administrando una vara.
Jesús Márquez asomándose al balcón.

El Bache en la brega.

Lolín con los garapullos.
Apuntando a la yema. Marcando los tiempos. El hermano de Cerro tras administrar un puyazo.
Agustín Marín levantando los brazos para clavar.

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO.

Rafael Cerro y su cuadrilla, chófer incluido. Brindis a Gallito de Zafra, una institución extremeña. Emilio Martín brinda su padre.
Más de brindis, Jaime a sus peñistas.

El tiro de mulas perfectamente enjaezado.

El empresario de Jerez junto a un concejal jerezano.

La juventud al poder de la puya.

Gobernante vuelve al campo entre cante. Hubo mucho cante, y de todo tipo.