La verbena de la paloma…

0
914
FOTO: Juan Pelegrín.
FOTO: Juan Pelegrín.

La actuación de Talavante en el cartel de las puertas grandes es retratado por la pluma siempre fina de Fernando Naranjo Durán, que en sus ripios toreros resume una tarde de lo más interesante.

Fernando Naranjo Durán.-

A esta feria un turronero

venido del litoral,

empacado al natural

pretende ser retrechero,

y del  Foro su torero

para  llegar en Calesa

Calesero que embelesa

al Madrid que lo camela,

y  lo inscribe en su zarzuela

cual romance en  forma expresa…

 

Presumió  por la Gran Vía

el gabacho y su trofeo.

Bien ganado camafeo

aunque exento de alegría,

no seduce su armonía

a este viejo aficionado…

Andaré yo desfasado

con  trasnochados caireles

que enamoraron  Cibeles..

El tiempo me ha destronado.

 

Pero  el Trust de los Tenorios

de la torería andante,

al  Madrid extravagante

con todos los abalorios

para duelos  sucesorios

Talavante es el destino!

Porque  este pueblo rabino

se inclina a sus naturales

y envuelto en sus vendavales

se eleva en su  remolino.

 

Y un Coro de Barquilleros

llegados de Curtidores

cual excelsos matadores

se erigen banderilleros

e hicieron volar sombreros

sobre la arena venteña

De arrojo y gracia se preña,

y vuelven las jardineras

con sus mulas salineras

a dejar su santo y seña

 

Pero el toro más que chico

falto le su casta y bríos,

malhaya el toro sombrío!

¿Por qué tanto despotrico

si a nadie le importa un pito?

Solo sueñan con la danza

no a la lidia en su  pujanza

sometiendo a la  fiereza

con toda aquella belleza

el hombre y  fiera  en balanza…