FUENTES DE LEON/Corrida de Corpus

Gratitud insoslayable

0
1097

La rejoneadora lusa Ana Rita y los espadas Salvador Cortés y Ambel Posada , que pechó con el peor lote, salen a hombros en el festejo de Corpus celebrado en Fuentes de León.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado dos utreros y cuatro toros de El Quintanar, de correcta presentación y buen juego, excepto el sexto, pitado por momentos.

ESPADAS: – Ana Rita ,  oreja y dos orejas.

– Salvador Cortés (azul cielo y oro con cabos en azabache) dos orejas y oreja.
– Ambel Posada (blanco y plata), dos orejas y silencio.
INCIDENCIAS: Media plaza en tarde de bochorno. La rejoneadora lusa Ana Rita fue proclamada triunfadora de la tarde por la Asociación Cultural Taurina de Fuentes de León.

Ana Rita con el trofeo recibido.

CLICK PARA IR A LAS SIGUIENTES SECCIONES
AL QUITE
El nuevo vaticinio

José Luis Venegas Regajo.-

Rematado cartel para un pueblo como Fuentes de León, que crece taurinamente en aras de una afición que no faltó a la cita con el Corpus Christi, esta vez condimentado con un festejo mixto atractivo tanto en figuras como en las reses presentadas.

Ana Rita.-

Lidió en primer lugar la rejoneadora portuguesa Ana Rita, promesa del arte de Marialva, que una vez más dejó los destellos de su atrevimiento con el toro, en este caso novillos, a los que nunca les perdió la cara y siempre fue de frente arriesgando el tipo con quiebros y pares de banderillas que levantaron el tendido. Así, destacó en el primer novillo su arrojo con varios pares de banderillas al violín y consiguió una oreja un tanto voluntariosa tras un rejonazo alto y golpes de verduguillo en los que erró.

Mientras, en el segundo utrero de la tarde para la joven lusa, que brindó al exalcalde local José Pedro Rubio, se evidenció su progresión con el toreo de grupa, con una espectacular salida de la res haciendo el teléfono y culminando la faena con tres pares de banderillas al violín que encendieron al respetable. Resultado, dos orejas y petición de rabo tras un rejonazo bajo, pero efectivo.

Salvador Cortés.-

Por su parte, el diestro Salvador Cortés dejó en el ruedo su sevillanía por los cuatro costados haciendo gala de su entrega, reconocida dignamente por el público. De este modo, en el primero de su lote recibió al toro con clásicos lances a la verónica que se prolongaron en las gradas con ¡Olés!, posteriormente con la muleta regaló antológicos naturales y un circular invertido, que bien merecieron premio, rematando para ello con una estocada entera con la que desorejó al burraco ejemplar de El Quintanar.

Ya en su segundo de la tarde Cortés se sintió bastante más a gusto sobre la arena y brindó al público una faena con mayúsculas en la que toreó en redondo con rodillas en tierra. A ello le siguieron manoletinas, buenos pases de pecho y un toreo clásico de cercanía acompañado por la acometida del toro, que culminó con un desplante, de nuevo, con rodilla en tierra. El triunfo que se daba asegurado no llegó tras un pinchazo y estocada entera tendida, además de un fallo del puntillero.

Ambel Posada.-

Cerraba la terna el pacense Ambel Posada, que en sus contadas tardes demuestra el rango de dinastía, pero que en esta ocasión se va con un sabor agridulce. En su primero, el tercio de varas ha marcado en parte la faena con un puyazo que ha acabado con las fuerzas del toro, ya con la muleta el pitón izquierdo le dio una de cal y otra de arena, porque desarrolló un toreo intermitente con varios sustos para el diestro como consecuencia de la falta de colocación. Tras ello, una estocada entera caída le sirvió para hacerse con dos orejas.

En el último de la tarde, el tercio de varas se interpuso de nuevo en la lidia y el mucho tiempo empleado en el castigo desembocó en pitos para el varilarguero por dejar que se empeñara el toro en un segundo puyazo. El ejemplar castaño claro complicó la faena hasta el punto de que el tercio de banderillas fue imposible de realizarse con tan sólo un par colocado en bastante tiempo empleado. En estas Posada no pudo arrimar la tela al toro, que no acompañó y cayó en el ruedo tras un ‘meteysaca’ con el estoque. Una faena que fue silenciada.


AL QUITE

José Luis Venegas Regajo.-

EN ARAS DE UNA ILUSIÓN.

Caía el sol por los tejados de esta localidad sureña de Badajoz en una tarde tórrida, pero con las ilusiones de los puros aficionados en ebullición ante un cartel que se antojaba de lujo para tal rango de plaza.

Muchas fueron las expectativas puestas en pos de festejar el Corpus con galas del incipiente rejoneo portugués, la gallardía sevillana y el valor pacense, y así a medida que los tercios pasaban, la gente animosa sólo encontraba sus razones en lances desesperanzados y otros arrebatados, que sin duda eran el pellizco de la asistencia a tal aventurada cita.

Una vez más, la tónica habitual se repite como en tantos otros cosos que sobreviven a base de ilusiones en presentaciones, mantienen esa llama hasta e día y la hora señalada y finalmente se desvanece toda lógica para entregarse sin límites y obrar de manera arrebatada, pese a que la realidad difiere en cierto sentido. Algo que se ha reflejado en esta tarde, cuando por momentos eran más las ganas de ver triunfar y ser condescendientes, que enjuiciar en sí la faena.

Todo transcurrió como un ritual. Las mantillas estaban presentes en el palco, detrás de ellas los ramilletes de claveles en espera de ser cogidos en manos del mejor postor o de toda la terna a un tiempo, y los danzantes hacían resonar sus cascabeles sobre la arena con su baile ancestral. Sólo quedaba el reparto de los efímeros lances y una cabalgadura con la que agradar la tarde.

A las calurosas 19,00 horas de las puertas del verano, Fuentes de León deseó un sueño taurino en el que muchos se sumergieron a medida que caía el sol sobre los tejados de esta localidad, cuyas gentes, alentadas por la Asociación Cultural Taurina, ya tienen puestas sus esperanzas en ver el próximo año su coqueto coso con un callejón que anhelan.