Convivimos en un día de campo con parte de la cuadrilla de la encerrona del día 24

Los hombres de Ferrera

0
5189
'Los hombres de Ferrera' junto a su jefe de filas tras el tentadero. (FOTO:AJG)
'Los hombres de Ferrera' junto a su jefe de filas tras el tentadero. (FOTO:AJG)

El próximo domingo acompañarán a Antonio Ferrera en el ruedo. Serán quienes les auxilien en la lidia de los seis victorinos que esperan en los corrales de la plaza. Hoy vamos a conocerles mejor y más en profundidad.

Antonio Girol.-

Aquellos que ya peinan canas, como quien suscribe, recordarán la mítica serie norteamericana ‘Los Hombres de Harrelson’, con su inconfundible musiquilla de cabecera, la furgona de los S.W.A.T. derrapando y el teniente Hondo, Street, Luca, el sargento Deacon y el pobre de T.J. al que siempre mandaban al tejado, saliendo en bandada de su interior para tomar posiciones en el asalto.

Algo similar ocurría el pasado lunes. En este ocasión la llamada era de Antonio Ferrera que ponía en guardia a parte de su cuadrilla, para que marchasen hasta la cercana Elvas, concretamente a ‘Heredade de Alcobaca’, la finca de Ortigao Costa, a pasar una jornada de convivencia y de paso auxiliarle en la lidia de once novillos con los que continuar preparándose física y mentalmente de cara a esa encerrona del próximo domingo 24 de junio en la plaza de toros de Badajoz con seis victorinos.

Aprovechando la oportunidad que se nos brindaba de juntar a buena parte de los hombres que tomaran parte en ese festejo vistiendo de oro, azabache o plata, acudimos para acompañarles en esa cita y, de paso, conocer mejor a quiénes tomarán parte en ese festejo enarbolando, junto a su maestro, la bandera de la provincia de Badajoz en la arena.

Con todos ellos les une un vínculo especial. Con José Luis Sierra echó prácticamente a andar cuando era un niño prodigio del toreo extremeño. Pepe Elbal lo ha visto crecer como torero. Valdeoro, con quien compartió enseñanzas en la Escuela, cuando decidió volver a la profesión después de su retiro encontró acomodo en el entorno del torero de Villafranco para guiar sus pasos. ‘El Fini’ lo ha tenido siempre como referente en sus años de novillero y el domingo tendrá el honor de servirle en la plaza.

En cuanto a los picadores, con Borja Ruiz le une una amistad de tiempo atrás cuando ambos se iniciaban en sus respectivas profesiones y con Lavado, la admiración mutua.

Comencemos pues por orden de antigüedad y de galón en esta serie de entrevistas con los ‘Hombres de Ferrera’ para la encerrona, bueno con parte de ellos.

BORJA RUIZ (PICADOR)

Como picador extremeño, ¿qué supone para ti que un paisano haga el esfuerzo de encerrarse con seis toros en la feria de Badajoz?

Para mí es un día muy importante porque entiendo que así lo es también Antonio, que revolucionó el toreo en esta tierra que desde los tiempos de Luis Reina no habíamos tenido a un torero que enarbolara la bandera de Extremadura por las plazas de todo el mundo. Además de que ha sido el que ha hecho germinar a otros toreros porque muchos jovencitos se fijaron en Ferrera para querer ser toreros.

¿Cómo surgió el ofrecimiento?

Borja Ruiz, picador. (FOTO: AJG)

La verdad es que mi relación con Antonio se remonta mucho tiempo atrás, nos hemos visto crecer ambos como toreros al haber estado muchas veces en mi casa.

Habiendo evolucionados los dos prácticamente a la par te hará aún más ilusión poder compartir esa tarde con él, ¿no?

Mucha ilusión. Pero al que más le hace es a mi padre. Bueno fíjate hasta dónde llega la amistad y la relación entre ambas casas que a mí, en su día, me saca el carnet profesional el padre de Antonio, que cada vez que venía a los tentaderos me insistía en que me sacase el carnet de picador.

Tú ya habías toreado antes con él…

Sí, en la anterior encerrona, la de Zafra, tuve  la suerte de acompañarle, y fue curiosamente la primera corrida del grupo especial que yo toreé.

¿Cómo se prepara un picador?

Para ser picador tienes que estar en contacto continuo con el toro, el caballo y el campo. Son condiciones básicas por tanto no es que te prepares de manera especial porque ha de ser algo cotidiano.

Para ti lo de picar Victorinos no es una novedad…

Efectivamente. Estuve dos años con Luis Bolívar, cuando le apoderaba Victorino, y entonces digamos que he toreado muchas de esas.

¿Es especial ese toro para el caballo?, porque para el capote y la muleta sí lo es.

En el caballo también es distinto, pero no por ser Victorino, sino por el encaste. Ese encaste tiene una manera diferente de embestir. Es más templado y luego tienen mucha fijeza en el peto. Además de que tiene la piel muy fina y se nota con la puya.

Borja, ¿cómo está yendo la temporada hasta el momento? Porque te hemos podido ver en Sevilla, en Madrid y en Bilbao, por citar tres sitios importantes.

Bueno, se nota la crisis, porque está ahí para todos, pero no me puedo quejar por ahora.

No creo que sea el primero que te va a preguntar por qué la afición casi da la espalda a la suerte de varas, no se le presta la más mínima atención y da la impresión de que es un trámite que hay que pasar y rápido, ¿en qué crees tú que se está fallando, y qué habría que hacer para darle otro sentido?

Es la parte de la faena en la que al público lo que va a ocurrir no le conmueve porque sabe de ante mano que el toro va a llegar al caballo, se va a estrellar en el peto y allí le van a dar la del pulpo, por así decirlo. Entonces eso le hace perder emoción. La única solución pasa por usar un caballo más liviano, porque cuando el toro romanea y mueve al caballo entonces sí que la gente presta atención. El problema por tanto es nuestro, y solo nosotros podemos darle solución, porque si seguimos como hasta ahora la gente continuará aburriéndose y los picadores malos, picando.

Antonio Lavado, picador. (FOTO:AJG)

ANTONIO LAVADO (PICADOR)

¿Qué supone para ti como picador extremeño el hecho de poder acompañar a un torero de la tierra en una gesta como es la de encerrarse con seis toros de Victorino?

A nivel profesional es muy importante ya que esa tarde me voy a codear con picadores  de mucha talla e ir a las órdenes de un pedazo de torero como Ferrera el día que hace el reto de matar la de Victorino en solitario es un motivo de orgullo como picador, pero sobre todo como extremeño.

¿Cómo tuvo lugar ese ofrecimiento para acompañarle el día 24?

En mi caso quien me pone en contacto es Dionisio Grilo, picador de la cuadrilla del maestro. Luego me llamó Diego para preguntarme si estaba dispuesto y le dije que sí, que para adelante.

¿Es la primera vez que picas una corrida de este hierro?

Sí, de Victorino es la primera que voy a picar. Aunque tengo experiencia en el encaste porque piqué una novillada de Adolfo.

¿Se pica a todos los toros igual o también ocurre como en la lidia a pie que cada encaste tiene sus particularidades?

Más o menos todos se pican igual pero sí es verdad que aunque sea un ganado que se orienta muy pronto, luego para el caballo no da excesivos problemas porque se entregan y humillan.

Para un picador como tú que va suelto, ¿qué tal está siendo esta temporada tan rara?

La verdad es que no me puedo quejar para como están las cosas, a estas alturas llevo seis o siete festejos en mi haber.

Antonio, me imagino que los picadores sois conscientes de que la suerte de varas es la más denostada de las que se practican en una plaza, ¿qué habría que hacer para que el público volviese a interesarse por ella?

Principalmente haciéndose bien las cosas. Cuando la suerte se practica como es debido genera emoción y la gente se entrega. Es algo que está ahí y que se puede ver en cualquier feria. E indudablemente cuando se hace mal, pues pierde sentido y tenemos al público a la contra. También influyen las cuadras, con un caballo más ligero se ve torear mucho mejor.

¿Cómo os adaptáis al caballo que cada  tarde tenéis que montar?

Eso lo da la práctica. El haber cogido muchos caballos te aporta una experiencia que hace que le tomes pronto el aire al caballo que tienes que utilizar en el ruedo.

¿Es la primera vez que acompañarás a Antonio Ferrera en la plaza?

En el campo si le he acompañado en alguna ocasión, pero en la plaza sí es la primera vez.

¿Cómo estás viviendo estos días previos?

Toreé con Jairo el sábado en un pueblo de Cáceres y desde entonces montando a caballo en casa y muy relajado, y esperando que salgan bien las cosas el domingo.

PEPE ELBAL, (BANDERILLERO)

¿Cómo te comentó Antonio que quería contar contigo?

Me llamó hace dos semanas para contarme que quería contar conmigo para la corrida de toros, y a partir de ahí me ha llamado para acompañarle al campo y para que nos compenetremos las cuadrillas que vamos a actuar ese día.

¿Qué ha supuesto esta llamada para ti que has visto a Antonio crecer como torero desde su niñez?

Para mí es muy importante porque conozco a Antonio desde que yo era novillero y él un niño, muy pequeñito, que quería ser torero, y mira por dónde ha llegado a figura del toreo. El haberle visto crecer y desarrollarse con el afecto que le he tenido toda la vida hace que sea un día muy especial.

Pepe Elbal, experimentado tercero. (FOTO: AJG)

¿Cómo estás viviendo estos días previos?

Muy tranquilo y muy relajado. La verdad es que son ya muchos años toreando y no creo que las emociones del domingo me vayan a atenazar los nervios pero sí es verdad que se me ha reactivado el cuerpo por la ilusión que me supone acompañar a un amigo en una cita tan bonita.

JOSÉ LUIS SIERRA (BANDERILLERO)

José Luis, de los que se van a vestir de plata el domingo tú quizás seas el que más cerca has estado de Antonio en sus inicios cuando becerrista,  ¿qué supone para ti acompañarle en una tarde como la del 24 de junio en Badajoz?

Es una satisfacción enorme. No ya por el hecho en sí, sino por cómo me lo pidió…

 José Luis Sierra, rememorando sus inicios (FOTO:AJG)

…¿se puede contar?…

…Sí, claro, además fue de tal nobleza que merece contarse porque es el primer torero que me ha pedido en mi vida que le acompañe con un por favor por delante. Fíjate hasta qué punto de grandeza tiene como torero y como persona. Me dijo: José Luis, deseo pedirte un favor, ¿me quieres acompañar en la encerrona?” Te voy a ser sincero, me eché a llorar de la emoción que me supuso que en un día tan importante pueda estar al lado de alguien que ante todo es mi amigo.

¿Cómo estás viviendo estos días previos?

Bastante bien. Procuro vivirlo lo más tranquilo posible y disfrutar del momento.

¿Hasta qué punto ha sido importante la figura de Antonio Ferrera para los extremeños y para el toreo extremeño?

Yo le conozco desde que en 1989 me hice banderillero y mis inicios fueron con él. La verdad es que le tengo un cariño y una admiración especial y una satisfacción como profesional y como extremeño el tener un pedazo de torero con esa raza al que admiro profundamente.

JESÚS DÍEZ, ‘FINI’ (BANDERILLERO)

Tú creciste como torero, sobre todo en tu caso que eras novillero que ponía banderillas, con el ideario de Antonio Ferrera en tu cabeza.

Sí, así ha sido durante estos años en que estuve intentando abrirme paso como novillero. Fíjate hasta qué punto lo he tenido como referente en mi tauromaquia que el día de mi debut con caballos le brindé un novillo.

Supongo que el hecho de que haya querido contar contigo para esta cita tan importante en su trayectoria taurina habrá sido algo muy especial para ti, ¿no?

El hecho de que me haya llamado me supone una tremenda alegría por todo lo que representa para mí.

'El Fini', en franca progresión. (FOTO: AJG)

¿Cómo surgió ese ofrecimiento?

Me llamó por teléfono para decirme que quería contar conmigo e imagínate la alegría principalmente por ser el día que es, y la satisfacción que me supone acompañarle en una cita tan especial.

¿Cómo lo estás viviendo?

Con mucha responsabilidad porque para mí Badajoz es muy especial. Soy de aquí y además es la plaza en la que debuté como novillero y  como banderillero en una corrida de toros el pasado año acompañando a Javier Solís, y encima tuve la fortuna de llevarme el premio del Club Taurino al mejor par de banderillas de la pasada feria.

Tengo entendido que hay un traje nuevo esperando a ser estrenado esa tarde del día de San Juan.

Sí, encargué el pasado invierno un traje nuevo y creo que es el día oportuno para estrenarlo.

JAVIER VALDEORO (BANDERILLERO)

Javier Valdeoro, ante su debut con el cuatreño. (FOTO: AJG)

¿Qué supone para alguien como tú que echaste prácticamente a andar, taurinamente hablando, con Antonio en la Escuela, el hecho de acompañarle el próximo domingo en la que será tu debut como banderillero en corrida de toros?

Para mí es un día muy especial. Primero por tener la oportunidad de poder acompañarle en un día tan grande  y que lo haya querido compartir conmigo es un sueño hecho realidad. Cuando me hice banderillero lo hice pensando en poder vivir días como el del próximo domingo, por lo que tanto a nivel profesional como personal es un sueño.

¿Cómo te lo anunció?

Fue algo muy bonito, íbamos los dos dando un paseo por su finca, días antes de la presentación de los carteles, y fue muy emotivo. La verdad es que tenemos un vínculo muy importante, a la vez de que es la persona que más me está ayudando en este mundo,  guiándome en el camino que tengo que seguir y gracias a él estoy consiguiendo dar pasitos.

Debutas en corrida de toros y lo haces con una de Victorino, casi nada ¿no?

Sí, buen debut voy a tener (risas) La verdad es que es el debut soñado: en mi casa, el día de mi patrón, con una figura del toreo que encima es mi amigo y mi mentor, y con una corrida de Victorino; más no se puede pedir y lo hace si cabe más especial.

Ha pasado prácticamente todo el invierno junto a Antonio, ¿cómo han sido esos meses?

Estar a su lado me ha servido mucho a la hora de sentir el toreo, sobre todo por su poder de sacrificio y disciplina, ya que lo disfruto y a la vez es muy importante estar a su lado por  todo lo que me enseña a diario.

Hay que ser muy buen aficionado y tener ese punto de locura tan necesario para dejar un trabajo fijo, como era tu caso, y lanzarte de cabeza a la aventura de ser torero de plata justo en este momento de reducción de festejos, ¿no crees?

La verdad es que fue una decisión, que no fue difícil porque tenía el gusano dentro, pero que me vino bien para darme más cuenta de lo que quería realmente. Y aunque el paso fue muy duro, sobre todo por como están las cosas, pero también muy meditado desde una mente de bohemio que es en definitiva la que nos adorna a los toreros.

A estos nombres se tienen que sumar los de su cuadrilla habitual compuesta por Dionisio Grilo y Alonso Sánchez, a caballo; y Roberto Bermejo, Domingo Siro y Manolo Rubio, a pie. Junto a los picadores José María Prieto e Ismael Alcón, y los subalternos gaditanos Manuel Ángel González y David González Lora.

JORNADA DE CONVIVENCIA. FOTOS: AJG

Borja Ruiz y Antonio Lavado pendientes de lo que acontece en el ruedo. Los dos picadores comparten inquietudes en la dehesa portuguesa. Pepe Elbal calienta los músculos antes del comienzo de la faena campera.
Pepe Elbal acompañará a Ferrera como tercero de una de sus cuadrillas. José Luis Sierra le toma el aire a su capote antes de empezar. La mirada de Sierra evoca recuerdos de los inicios de Ferrera.
El Fini bregando ante uno de los novillos del tentadero. Jesús Díez, orgulloso de poder tomar parte en una cita tan especial. Javier Valdeoro calienta motores para la gran cita.
Y con el capote busca el temple necesario para su debut en una corrida.