AMBEL POSADA - Organizador festival AECC

«Llevaba tiempo queriendo montar un festival, que fuese benéfico, y cerca de mi casa»

0
500

Santiago Ambel Posada soñaba con organizar un festival taurino benéfico a las puertas de su casa y este sábado verá su sueño cumplido. Hemos querido compartir con él estas horas previas en las que nos narra como gestó esta idea para ayudar a los más necesitados.

 

Antonio Girol.-

Han sido mucha las mañanas en que con los incipientes rayos de sol dándole en la cara, Santiago pasaba haciendo ejercicio por las instalaciones de ‘El Corzo’ y visionaba el sueño que durante la noche le había asaltado a escasos metros de allí, cuando en el silencio de su hogar meditaba en cómo organizar un evento taurino en aquel sitio que tuviese además un alto componente solidario. Cuando el próximo sábado eche a andar en el paseíllo junto al grupo de amigos que le arroparan dentro del ruedo y en las gradas, podrá decir que las ilusiones, cuando se viven con intensidad, se terminan cumpliendo.

– ¿Santiago, qué te ha movido a organizar este festival?

– Llevaba tiempo queriendo montar un festival, que fuese benéfico, y cerca de mi casa. Si a eso le sumas que el cáncer es una enfermedad que prácticamente nos ha tocado a todo el mundo de una forma más o menos directa, en mi caso por ejemplo tengo siempre muy presente a mi abuelo que hace tres años murió de esta dolencia, pues se juntaban una serie de motivos que hacía que se diesen los condicionantes para querer embarcarme en esta idea.

– ¿Cómo surge el organizarlo en ‘El Corzo’?

– El hecho de hacerlo aquí, concretamente en ‘El Corzo’, obedece a que todos los días desde hace diez años que llevo viviendo en Las Vaguadas paso por aquí corriendo por las mañanas y me parecía un sitio ideal para organizar algo taurino.

– ¿Esta idea es algo que te surge así de primeras una mañana mientras pasas corriendo o la llevabas macerando algún tiempo?

– La verdad es que llevo dos o tres años dándole vueltas pero no terminaba de decidirme porque es un tema que requiere mucha dedicación y no acababa de encontrar el momento para dedicarle el tiempo  que precisa. Pero un día se lo comenté a mis amigos Nacho y Enrique Moreno y ahí ya no hubo marcha atrás. Rápidamente se ilusionaron con el proyecto y nos sentamos para echar números y darle vueltas hasta ponerlo en marcha.

Ambel Posada y su amigo Nacho Moreno en las instalaciones del El Corzo. (FOTO: AJG)

– ¿Qué acogida tuvo esa idea inicial?

– Sinceramente nos llevamos una gratísima impresión porque en cuanto se lo comentábamos a los amigos veíamos como todo el mundo se sumaba al proyecto apoyando la idea.

– Un evento de esta enjundia requiere muchas manos, ¿no?

– Efectivamente, sin esas manos no sería posible llevarlo a cabo. Afortunadamente como te decía la gente se ha volcado desde el principio.  Hemos conseguido más de 35 patrocinadores. Joaquín Domínguez nos cedió su plaza portátil completamente gratis. Juan Carlos Herrera se ofreció desinteresadamente a organizar todo el tema burocrático y de taquillaje. Los ganaderos en cuanto supieron el fin al que iba ir destinado el festejo estuvieron encantados de donar sus novillos. Mis compañeros tanto los de oro como los de plata, igualmente. Los médicos, veterinarios…en fin no quisiera dejarme nadie atrás porque de verdad que no tengo más que palabras de agradecimiento hacia todo el mundo.

– Pero además la idea que tenéis es que no sea solo un festival taurino sino que sea un día de convivencia taurina en el que haya un antes, un durante y un después en el marco de estas instalaciones en las que nos encontramos realizando esta entrevista.

– Es que más que un festival benéfico yo lo considero como un acto social en el que queremos que todos los que acudan aporten su granito de arena por ser a beneficio de lo que es, que como ya he dicho es una enfermedad de la que nadie estamos libres y que por desgracia a prácticamente todo el mundo le ha tocado de una u otra forma.

Santiago explicando los motivos de su idea. (FOTO: AJG)

– Y ese acto social, como tú le llamas, ¿en qué va a consistir?

– El comienzo está previsto para la una de la tarde en que se empezará a servir unos garbanzos para que la gente vaya comiendo y haciendo cuerpo de cara al festival que está anunciado a las cuatro y media. Para luego después dar paso a una fiestecita flamenca en la que podremos comentar las vicisitudes del festejo en torno a una copa escuchando buena música en directo.

 

 

– ¿Te gustaría que tuviese continuidad en el tiempo o tu aspiración es hacerlo este año y se acabó?

– No, no…La idea es que, si sale bien, se convierta en un festival de referencia aquí en Badajoz con el que se cierre la temporada.

– ¿El hecho de contar con estos integrantes del cartel y no otros tiene algún significado especial?

– En primer lugar porque cuando nos pusimos a organizarlo con cierta celeridad indudablemente pensamos en amigos. Pero más allá de eso queríamos que fuese también un cartel distinto al habitual. Y la verdad es que después nos han llamado un montón de toreros amigos ofreciéndose incluso a actuar como banderilleros por sumarse a la causa. Lo cual demuestra una vez más el espíritu solidario de esta profesión.

-Hablas de amigos a la hora de confeccionar el cartel y cabe preguntarte si sientes algo especial por ver a alguno de ellos actuando en público.

– Sí, por supuesto. Desde Eduardo y Javier que son dos profesionales a los que siempre he admirado pasando por mi hermano Juanlu, que imagínate la ilusión que me hace compartir cartel con él. Y sobre todo tengo una sensación especial por volver a ver a Nacho Moreno de Terry, que hace diez años que no torea en público, y a Javier Arrobas que lo hará por primera vez, con quien me une una amistad que va más allá. Para que te hagas una idea hemos estudiado los dos juntos agrónomos y actualmente hemos creado una empresa de gestión de fincas. Date cuenta la relación tan buena que no tendremos.

– Y ahora para uniros más si cabe lo embarcas en esta idea, ¿no?

– (Risas) Fíjate que cuando ha venido conmigo al campo mataba el gusanillo poniendo alguna vaca o sacándola del caballo. Y siempre le decía medio en broma medio en serio: te voy a poner un día en un festival. Se lo tomaba un poco a guasa hasta que lo he puesto… (de nuevo risas)

– Qué sensaciones tienes a pocos días del festival, me refiero al tema de respuesta de público.

– Yo pienso que va a ser un éxito. Bueno, en sí ya es un éxito. Se lleva vendido por venta anticipada el 60% del aforo de la plaza sin contar la fila 0 que se ha creado. A eso le sumas el eco mediático que está teniendo con lo cual me da el corazón que va a ser un triunfo porque la gente está respondiendo desde el primer momento y lo van hacer también ese día. No me cabe dudad de que mi ciudad demostrará una vez más que es solidaria y comprometida.

– Quiero que nos aclares un tema, si alguien por el motivo que sea no quiere o no puede estar a las 4,30 aquí para asistir al festival, ¿puede más tarde sumarse a la fiesta?

– Totalmente. No se pondrá reparos a nadie que quiera más tarde, como tú has dicho por el motivo que sea, acudir hasta ‘El Corzo’ a tomarse una copa en un ambiente distendido, escuchando música en directo, participando en los sorteos de regalos (donados por los patrocinadores y toreros) que se van a llevar a cabo para recaudar más fondos.

Ambel Posada mirando el lugar donde se ubicará la portátil. (FOTO:AJG)

– Santiago, no me queda más que agradecerte tu amabilidad en atendernos pero sobre todo tu esfuerzo y dedicación por organizar un evento que transciende más allá de lo taurino en pos de una causa tan noble como es la lucha contra el cáncer.

– Gracias a vosotros por aportar también vuestro granito de arena. Ciertamente la causa lo merece porque una parte de la recaudación irá destinada a investigación, otra a una casa que existe aquí en Badajoz para dar cobijo a los familiares que tienen a enfermos en tratamiento, etc. Y todo ello a través de la Asociación Española Contra el Cáncer que hace una labor impagable en este aspecto.