Miguel A. Silva se queda sin torear en Zafra

Compuesto y sin feria

0
1103
Miguel Ángel Silva, ausente de la feria de Zafra. (FOTO: Gallardo)
Miguel Ángel Silva, ausente de la feria de Zafra. (FOTO: Gallardo)

«Es bastante curioso que, cuando en la mayoría de poblaciones en las que cuentan con algún novillero se están dando festejos de esta índole a fin de tener un gesto con el torero local, en Zafra ni el equipo de gobierno del Ayuntamiento, ni la propiedad  de la plaza, hayan apostado por hacer suficiente fuerza para que Silva, su torero, esté en los carteles de la feria…»

Antonio Girol.-

Así, de esta guisa, compuesto y sin feria se ha quedado Miguel Ángel Silva. El novillero con caballos de Zafra ha visto como este año no podrá hacer el paseíllo en el ruedo de su plaza de toros.

Hoy se han dado a conocer los ajustes del abono de San Miguel y su nombre, como se venía rumoreando, no aparece en el cartel. Para esta ocasión la empresa ‘Coso de Badajoz’ ha optado por una corrida de rejones como segundo festejo, en lugar de una novillada con picadores; como sí hiciese el pasado año.

Es bastante curioso que, cuando en la mayoría de poblaciones en las que cuentan con algún novillero se están dando festejos de esta índole a fin de tener un gesto con el torero local, en Zafra ni el equipo de gobierno del Ayuntamiento, ni la propiedad  de la plaza, hayan apostado por hacer suficiente fuerza para que Silva, su torero, esté en los carteles de la feria. Y no solo en esta ocasión, sino prácticamente desde que comenzase a dar sus primeros pasos en la profesión.

Dos han sido las veces que el joven segedano ha vestido alamares en su ruedo, y en ninguna de ellas ha podido estoquear más que un novillo. La primera fue en una sin caballos junto a otros cinco alumnos de la Escuela Taurina de Badajoz, allá por 2011. Y la segunda, como ha quedado dicho, el pasado año compartiendo también paseíllo con otros cinco compañeros.

Por tanto, tras varios años de becerrista y un par ya de novillero con picadores, resulta que aún no sabe lo que es matar dos astados en su pueblo. O lo que es lo mismo, actuar en una terna.

Curiosamente su ausencia de los carteles de la feria de Zafra ha coincidido en la semana en que ha indultado a dos novillos, casi de forma consecutiva. El primero de ellos el pasado miércoles día 10, en la localidad toledana de Cuerva; y el segundo, esta misma tarde en Villa del Prado (Madrid). Dos cucharadas de miel con las que endulzar la hiel que supongo le habrá supuesto ver que en su localidad no apuestan decididamente por él como torero. A la vista de los acontecimientos.

«…tras varios años de becerrista y un par ya de novillero con picadores, resulta que aún no sabe lo que es matar dos astados en su pueblo. O lo que es lo mismo, actuar en una terna…


Bien digo su ausencia de los carteles porque si como parece ser a la empresa no le cuadraba una novillada con picadores en el abono, una corrida mixta podría haber sido una buena solución. De paso también un bonito gesto de parte de los toreros hacia un chaval que lucha por abrirse hueco en una profesión que hasta la fecha aparte de la alegría de triunfos como los relatados también le ha mostrado la otra cara de la moneda, la del dolor.

Recordarán nuestros lectores que hace dos temporadas sufría un terrible percance en El Hoyo de Pinares, que a punto estuvo de costarle la vida. Aquella noche y en los días que siguieron al de la cogida, todo el toreo se volcó con Miguel Ángel. Las muestras de cariño y adhesión fueron constantes en las redes sociales.

Mira por donde su inclusión en el festejo del sábado hubiese sido una manera de dar forma a tanta palabrería escrita. Especialmente de aquéllos que cuando la brutal cogida se deshacían en atenciones tuiteras. Pero ya se sabe que en esto del toro es mucho más fácil predicar que dar trigo. Haberle permitido compartir cartel en una corrida mixta hubiese sido algo fuera de lo normal. Aunque en realidad lo fuera de lo normal hubiera resultado que se rompiese el triunvirato de la temporada. Eso sí que habría sido para frotarse los ojos.